Septiembre, la fecha trending topic de las bodas

Los costes, la temperatura, la disponibilidad en las agendas de los invitados…y un largo etc. son factores que han posicionado en el top 10 al mes de septiembre como el mes de las bodas

En mi faceta profesional me gusta combinar el ámbito público con el asesoramiento como Weeding Planner, un sector al que me dedicado casi una década y al que no me gusta desvincularme, y por ello aquellos compañeros, parejas amigas o familiares que me piden consejo, tienen mis apoyo y conocimientos a su disposión.

Y por tanto, en la entrada de hoy, me gustaría abordar una de las cuestiones que más me preguntan ¿ Cuál es la mejor fecha? Los datos hablan por si solos, septiembre es el mes que más sube posiciones en los últimos años entre las parejas.

Cuál es el motivo que se encuentre en el trending topic

Es cierto que no existe una norma escrita que nos indique que mes es el mejor para casarse, todo depende de cada pareja pero es cierto que septiembre tiene muchas cosas positivas que lo hacen óptimo para ser el mejor candidato.

Flexibilidad en la decoración: Al encontrarnos a las puertas del otoño, permite más flexibilidad a la hora de combinar colores y estilos, sobre todo si la pareja es amante de lo rústico o vintage, pero por supuesto, sin perder la armonía estética.

El calor: las altas temperaturas del verano a veces son insoportables. En septiembre sigue haciendo buen tiempo pero no tanto como pasar calor el día de la boda. Los invitados lo agradecerán, especialmente los caballeros, que no “sudarán tanto el traje”

La gestión con proveedores: julio y agosto son meses más complicados debido a que muchas empresas cierran de vacaciones o trabajan con la mitad del personal por este mismo motivo. Organizar una boda durante los meses de verano es algo más complicado, septiembre es ideal ya que todos estamos de vuelta, con pilas cargadas y nuevas propuestas.

Menor turismo: los meses de verano son los más masificados para viajar, por tanto, apostar por el mes de septiembre, asegura a los novios mayor tranquilidad y precios más asequibles para esa merecida y esperada luna de miel.

El vestuario: entre las ventajas de casarse en septiembre se encuentra la de poder escoger entre un gran abanico de posibilidades y estilos, las novias pueden apostar desde los tirantes hasta la manga corta. Y los invitados pueden aprovecharse tanto de las rebajas de verano como apostar por las nuevas tendencias de temporada que suelen salir coincidiendo con estas fechas.

Las agendas de nuestros invitados: a quién no le ha ocurrido que ha tenido una boda de un familiar o un amigo en pleno mes de vacaciones y bien ha tenido que suspender ese destino, o por el contrario tuvo que perderse la celebración, en septiembre la gran mayoría de los invitados ya estarán de nuevo en la rutina.

La luz de los últimos días de verano: septiembre es el un mes idóneo para las bodas tanto de mañana como de tarde. La mañana nos aportará un sol radiante y no tan abrasador como puede ser en junio, julio o agosto, y la tarde, nos aportará una luz natural y largas noches para disfrutar de ceremonias interminables.

En definitiva, son argumentos a favor, que como profesionales de la organización de eventos del sector nupcial o wedding planner debemos exponer a nuestros clientes desde la primera reunión de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .